Vídeo: JK Wedding Entrance Dance

Si aún no habéis visto este vídeo, debéis hacerlo y si ya lo habéis visto, seguro que no lo recordáis así que echadle otro vistazo. Eso mismo nos ha pasado hoy a nosotras, hemos redescubierto esta entrada estelar a la iglesia que marcó un antes y un después. Se trata de la boda de Jill Peterson y Kevin Heinz el 2 de junio de 2009 en la Christ Lutheran Church de Saint Paul, en Minnesota, Estados Unidos. Los novios, con la ayuda y complicidad de las damas de honor y los padrinos de boda, sorprendieron a sus invitados llegando al altar con una trabajada coreografía a ritmo de la canción “Forever” de Chris Brown. El vídeo fue colgado un mes más tarde en Youtube y en sus primeras 48 horas fue visto más de 3,5 millones de veces. Actualmente las visualizaciones ascienden a más de 91 millones. La calidad del vídeo no es muy buena pero hay que tener en cuenta que es un vídeo casero de hace seis años.

Han sido muchos los novios que la han imitado o versionado. Los novios también fueron entrevistados en programas reconocidos como Good Morning America donde les hicieron repetir el baile completo. Incluso se hicieron múltiples parodias en televisión como, por ejemplo, en la famosa comedia The Office. Pero las parodias que más triunfaron vinieron también de youtube, eso sí, hechas por profesionales. Primero fue una productora neoyorquina, Indigo Productions, que hizo la versión del divorcio, titulada: “JK Divorce Entrance Dance” que acumula ya más de 11 millones de visualizaciones.

Otra de las grandes parodias, y esta seguro que os suena, fue la que realizó T-Mobile en motivo de la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton. Semanas antes de la boda real, colgaron un vídeo donde varios actores interpretaban a los asistentes (la Reina Madre incluida) bailando en su entrada a la iglesia.  Esta vez usaron la música del grupo pop East 17‘s, concretamente la canción “House of Love“. El vídeo fue publicado en 2011 y actualmente cuenta con más de 28 millones de reproducciones. La verdad es que no tiene desperdicio y, como es lógico, en su momento tuvo mucha repercusión en los medios.

Volviendo a la versión original, la canción que usaron, “Forever” de Chris Brown (lanzada en 2008) se convirtió en un exitazo después de que el vídeo se hiciera viral. A finales de julio de 2009 alcanzó el número 4 en iTunes y el 3 en Amazon.com.