Viaje de novios

Viaje de luna de miel: ¿Dónde vamos?

Después del gran día de la boda, la luna de miel es otro de los momento más esperados por los recién casados, de allí la importancia de su organización y una buena planificación. Lo sabemos, no todos poseemos ni el tiempo ni el dinero para pegarnos un viaje de mes y medio al Caribe, de crucero por el mediterráneo, de ruta por Europa o a descubrir Asia, sin reparar en gastos. Pero la clave es saber encontrar el equilibrio entre lo que deseamos y lo que nos podemos permitir y para ello, existe un amplio abanico de posibilidades.

Viaje de novios

organizar la luna de miel

Partimos de la premisa de que el viaje de novios es algo imprescindible después de realizar el enlace, ya que es el primer viaje que se hace ya como marido y mujer. Unas vacaciones con alta carga de contenido simbólico que vais a recordar toda la vida. El viaje debe servir para conectarse aún más con ese ser amado, para dejar atrás todas aquellas tensiones que pudieron haberse generado con los preparativos de la boda y sus derivaciones, así que hay que planear una aventura de ensueño para renovar las energías.

Hay en el mundo destinos maravillosos, únicos, excepcionales e inolvidables en cada uno de los continentes. Así que solo es cuestión de descubrirlos y realizar un viaje que se ajuste a los gustos y preferencias de ambos (y de paso que no den un duro golpe al bolsillo).

Viaje de novios

Destinos maravillosos

Recomendaciones para definir el viaje de luna de miel:

Hay que tener muy claro el destino según estudios previos e ideas compartidas con el novio o novia a menos que sea el regalo de uno de los dos, y sea una sorpresa. En ese caso, deberéis estar muy seguros de lo que el otro quiere y asumir una gran responsabilidad.

Tener en cuenta la climatología: Si bien es cierto que el tiempo no se puede controlar, debemos ser previsores y, eso sí, informarnos de las características del clima. Hay épocas en los que no es muy aconsejable ir a según qué sitios. Por ejemplo, el caribe y zonas tropicales en temporada de lluvias o lugares con fríos intensos y demasiada nieve en meses de invierno.

Definir cuál es el presupuesto con el que se cuenta: Hay que considerar cuanto se está dispuesto a gastar y amoldar el dinero al destino que se prefiera. Lo mejor es coger packs de transporte (avión, barco, tren) + alojamiento y hacer un cálculo aproximado de lo que gastaremos en comidas y actividades.

Viaje recién casados

Pareja de luna de miel

Considerar la salud en el viaje: Recordad que hay ciertos países de destino en los que es recomendable e incluso obligatorio ponerse vacunas específicas. Debemos informarnos de eso y tomar medidas al respecto. Igualmente siempre es bueno realizarse un chequeo médico antes de ir de viaje a un destino con condiciones muy distintas a las que estamos acostumbrados.

Acotar los días y el tiempo de la luna de miel: es necesario realizar un mapa de ruta para así poder cumplir con todos los lugares que se quieren visitar. La idea es ceñirse a lo planeado pero sin ser muy estrictos. Se trata de relajarse y disfrutar.

Informarse sobre la documentación: tener claro según el destino los papeles y documentos personales que se debe llevar al viajar, debido a que hay países en los que se puede necesitar visado especial.

Contar con una buena agencia de viaje: este es un paso muy importante para realizar la luna de miel, siempre es mejor contar con un experto en viajes. Muchas veces estas agencias te proporciona el viaje de manera cómoda y segura sin necesidad de que los novios tengan mucho trabajo, solo exponen el presupuesto y el lugar a donde quisieran ir  de los demás detalles se encargan ellas. Además disponen de seguros y garantías por si alguna cosa se torciera.

Viaje de novios

Luna de miel

Distintos tipos de Luna de miel

  • De mimos y relax: también descubrir algo nuevo y visitar sitios bonitos pero, sobre todo, relajarse y olvidarse de todo. Seguramente sea el tipo de luna de miel más común y se centra en destinos exóticos y playeros. El perfecto clima del mediterráneo, las aguas cristalinas del pacífico o la exuberancia del Caribe.
Viaje de novios

Destinos de playa y relax

  • A la aventura: viajes para encontrarse a uno mismo, para descubrir nuevos límites, para sumergirse en distintas culturas, para conocer lugares recónditos. Países como Japón, India, Tailandia y China ofrecen aventuras para no olvidar.
  • Urbanitas: ¿Qué tal descubrir la gran manzana? El billete puede ser un poco caro, pero una vez allí hay muchísimas actividades low cost. Podéis ir a Misa Góspel, visitar el famoso puente de Brooklyn, hacer un picnic romántico en Central Park… etc.
Luna de miel

Nueva York

Si queréis más sugerencias o necesitáis inspiración, no os perdáis nuestra infografía sobre destinos de luna de miel.