Tarta nupcial

Escoger el pastel o tarta nupcial

Hoy tenemos uno de esos días en que nos apetece, o más bien necesitamos, darnos un capricho dulce. No hablamos de las galletitas que se toman en el desayuno ni del croissant que acompaña el café. Nos referimos a una de esas deliciosas bombas calóricas que rebosan azúcar por todos sus poros. Un buen trozo de tarta de tres capas recubierta con sirope, o bollos rellenos de crema y/o chocolate, o una caja de Dunkin’donuts, o muffins de todos los sabores y colores… ¿aún estáis ahí? Pues precisamente en un día de estos es cuando NO debemos ir a escoger la tarta de boda.

Para ser objetivas y que nada nos nuble la vista (o el paladar), debemos ir serenas a hacer la cata de pasteles. Eso no se hace un día así porque sí, el primer paso es tener una idea del tipo de tarta nupcial que queremos, tanto en estética como en sabor. Puede ser un pastel con múltiples pisos, distintas tartas agrupadas u opciones más innovadoras como un pastel hecho de pastelillos individuales.

Pastel de pastelitos

Torre de cupcakes para boda

Si bien el fondant y sus múltiples posibilidades fueron la revelación en las últimas temporadas, parece que este año volvemos a lo más tradicional y natural.  Pasteles desnudos de bizcocho casero (normal o de canela, limón o yogur) y capas rellenas de mermelada de frutos rojos, albaricoque y melocotón, trufa o chocolate. En las bodas de verano se puede optar por tartas heladas o más ligeras como una de yogur y frutos rojos, o una refrescante tarta de musse de mango y fresas, o de mojito.

Pastel de boda

Pastel desnudo o Naked Cake

Pero dejando a un lado las tendencias, nos tenemos que guiar por el carácter y la temática de nuestra boda. El pastel es un elemento importante, porque no solo es comida, es el ritual de presentarlo en sala y cortarlo en pareja. Así que si tu ilusión es un pastel en forma de estrella de la muerte y quieres cortarlo con un sable láser mientras suena la BSO de Star Wars, adelante y que la fuerza te acompañe.

Boda Star Wars

Pastel de Star Wars

Otro punto importante es encontrar una buena pastelería que nos genere confianza, a veces la misma empresa de catering o el restaurante que se encargue del menú, cuentan con la especialidad de repostería. Como siempre, habrá que valorar distintas opciones y comparar para dar con la que mejor se adapte a nuestras necesidades. Déjate asesorar por los profesionales en cuanto a cantidad y volumen, ellos tienen las proporciones de por mano y se asegurarán de que nadie se quede sin su porción.

Pasteles para bodas

Tartas de boda

Para finalizar, está muy bien que intentemos que la tarta guste a todos los invitados pero eso es imposible. No se puede contentar a todo el mundo y es posible que bastante gente deje un trozo en el plato, ¡igual que habrá más de uno que se coma su porción y la de al lado!