Trenzas para novia

Peinados para novia

Anteriormente ya os hablamos de las novias que deciden soltarse la melena el día de su boda, no en plan de hacer locuras si no, literalmente, ir con el pelo suelto. En ese post os mostrábamos algunas opciones alternativas a los recogidos y semirecogidos. Así pues, ahora le toca el turno a ellos.

Peinados novias

Recogidos para novias

Coleta: Parecía que esta opción había caído en el olvida hasta que hace un par de años reapareció en las pasarelas y redescubrimos la elegancia que hay en su simplicidad. Para novias minimal basta con alisar la melena y usar un mechón del propio pelo a modo de coletero. El acabado es realmente favorecedor. Otra opción es una coleta semibaja un poco alborotada (con las ondas imperfectas, perfectamente estudiadas). También se puede dar un toque vistoso con algún broche o coletero más especial o llamativo. Eso sí, no es un peinado muy favorecedor para llevar con velos tradicionales. Como mucho, un tocado.

Peinados para novia

Novias con coleta

Moño: Un clásico que nunca pasará de moda. Los moños son el recurso infalible para las novias. Poseen esa distinción y glamour que tanto le pega a las bodas. Para una boda clásica, con vestido de corte princesa, un moño de bailarina encaja a la perfección. Pero no solo en las ceremonias de carácter formal, también si la boda es más informal se puede optar por un moño bun o half-bun, con aire más moderno y fresco. Obviamente, los moños se pueden llevar más altos o más bajos dependiendo del estilo y resultado que busquemos.

Peinados para novias

Novias con moño

Trenzas: Junto con el moño, son los peinados más socorridos para una boda. Tanto si eres la novia como para las invitadas. Las trenzas son ideales en casi todas sus variedades. Descartamos solo las dos trenzas a lo pipi y las ensaimadas estilo princesa leia (o fallera) a no ser que se trate de una boda temática. Uno se nuestros peinados favoritos es una sola trenza al lado, baja y de espiga. Aunque también puede ser la trenza tradicional. Se pueden decorar con florecitas o abalorios para “vestirlas”. Por no hablar de las coronas hechas de trenza o la combinación de moño con trencitas efecto novillo.

Peinados de boda

Novias con trenzas

Semirecogidos: Quizá estaban relegados a un ámbito más informal pero ya han traspasado todas las barreras y han demostrado que los mechones que se escapan son de lo más femenino que hay. Ya sea con un medio moño lateral, con flequillo, con alguna combinación de trenzas, más o menos recogido… la gracia está en lograr un efecto que parezca muy natural con el punto justo de “dejadez”.

Novias con pelo recogido

Semirecogidos para novia

Coronas de flores: Se merecen un apartado porque su popularidad subió como la espuma hace tres o cuatro años y han logrado mantenerse en la cresta de la ola. Puede parecer que ya está pasando la fiebre boho y hippie-chic pero definitivamente es un estilo que se ha instalado en nuestra cultura y por el que muchas futuras novias van a seguir apostando. Hay coronas más o menos gruesas, muy llamativas o discretas, con flores más grandes o pequeñas, naturales, de tela o incluso de oro o plata. Lo mejor es que se pueden llevar de todos modos, con el pelo suelto, recogido o semirecogido.

Coronas de flores novias

Novias con corona de flores

Después de ver estas opciones, ¿por cuál os decantáis? ¿O decidís soltaros la melena?