Bodas novia embarazada

Novias embarazadas

La llegada de un bebé es sin duda una de las mejores noticias para una pareja enamorada, por eso, no es de extrañar que haya quien decida darse el sí quiero aprovechando esa radiante felicidad. Si vas a ser una novia embarazada, atenta a algunos consejos para que saques el máximo provecho a tu hermosa y voluptuosa figura. Porque no, verse fantástica estando embarazada, no es solo para las celebridades como Shakira, Miranda Kerr o Claudia Schiffer y a continuación os damos pruebas de ello.

Pregnant bride

Novia embarazada

Como la fecha de una boda es algo que se escoge y planea con mucha antelación, puede que el embarazo os coja en los preparativos, llegando un poco de sorpresa aun siendo buscado. En ese caso, por supuesto que rebosarás de ilusión y entusiasmo, aunque también de muchas inseguridades y dudas. Pero nada de eso, todo lo contrario, anímate porque existe un amplio e irresistible abanico de preciosos accesorios para novias que están en la dulce espera.

Pregnant bride

Boda con novia embarazada

También es cierto que dependiendo del mes de gestación en el que te encuentres y de la constitución de cada mujer, puede que la barriga se note más o menos. Las hay que hasta las 20 semanas no empiezan a mostrar una barriga evidente de embarazo. En ese caso, el vestido puede ser cualquiera aunque se puede realzar más o menos la barriguita. Y, por supuesto, es una decisión muy personal hacer pública la noticia del embarazo (a no ser que sea extremadamente evidente). De todos modos, seguro que a los presentes les encantan las nuevas noticias.

Pregnant bride

Vestido de novia embarazada, de Chanel

Vamos al lío… ¿Qué vestido me pongo?

Hay que tener en cuenta que cada cuerpo y embarazo es distinto. Es por ello que hay que cargarse de calma y paciencia para dar con el vestido ideal (en realidad esto pasa también aunque no estés embarazada), pero un poquito más si debes amoldarte a las formas que te hacen futura mamá. Hay diversos diseños de vestido que puedes usar para embellecer tu cuerpo.

Clásico corte imperio: el mejor en estos casos porque es muy cómodo, sujeta bien el pecho, disimula lo justo la barriga y las telas ligeras hacen una caída preciosa en ella.

Vestido griego/romano tipo túnica: en realidad se parece bastante al corte imperio pero no tiene porque ajustarse en la parte del pecho. Puede ser con cuello redondo y con escotes en V, pero se distinguen por ser largos hasta el suelo, sencillos y con telas ligeras y suaves.

Vestido de dos piezas, una opción original con distintas vertientes. Desde la combinación de blusa y falda, hasta un crop top elaborado que deje ver la barriguita, pasando por un elegante traje pantalón.

Vestido con escote en V: la madre naturaleza hace que nuestros pechos se hinchen durante el embarazo y luzcan tersos, así que ¿por qué no aprovechar y sacarle provecho con un sensual escote de pico? Eso sí, es importante no pasarse porque puede perder toda la elegancia.

Pregnant bride

Vestidos novias embarazadas

Muy importante, escoger bien el calzado, comodidad ante todo. Es muy probable que se hinchen los pies y si ya de por sí es recomendable contar con bailarinas en el bolso para poder hacer el cambio cuando no podamos más con los tacones, en este caso es imprescindible contar con calzado plano a mano. Hay modelos de zapatos para novia planos que son espectaculares pero si no queréis renunciar al tacón, deberéis tener en cuenta que el máximo recomendado son 5 cm.

Otro factor a tener en cuenta es la estatura, debes elegir un vestido con el largo acorde a si eres más o menos bajita. A no ser que tenga una bonita cola no hay que ir arrastrando la tela por el suelo ni tampoco queda bonito que se vea demasiado corto.En cuanto a los accesorios, debes considerar que nada debe ser pesado, ni muy extravagante para que estés tranquila y cómoda.

Vestido de novia

Novias embarazadas

Estar embarazada no debe ser un problema, con buenas recomendaciones y especial cuidado en los detalles puedes lucir hermosa y confiada el día de tu boda. Recuerda divertirte y olvidarte de las preocupaciones para disfrutar al máximo del gran día. Baila, ríe y goza por partida doble.