Matrimonio religioso

Los roles en una boda católica. De los testigos a los novios

Unos meses antes de la boda, se debe pensar en los roles de cada quién durante la ceremonia, para de esta forma, realizar una lista de responsabilidades. Empezamos con las bodas católicas, las más comunes en el continente americano y en gran parte de Europa. Si es vuestro caso, ya lo advertimos, tranquilas porque no hace falta que en vuestra boda tengáis todas y cada una de estas funciones que nombraremos asignadas a diferentes personas. Al fin y al cabo, las únicas personas que realmente es obligatorio que estén presentes en una boda católica válida son los novios, dos testigos y un sacerdote.

Boda por la iglesia

Boda católica

Los novios son los ministros del sacramento del Matrimonio. Aunque no está prohibido para la novia y el novio asumir otros roles dentro de la liturgia, su papel como ministros del sacramento debe ser su objetivo principal a seguir durante la ceremonia. Son los novios los que darán ejemplo y marcarán la pauta durante la celebración de toda la ceremonia: por eso su participación orando y cantando durante la liturgia, harán que la boda salga mucho mejor.

Boda católica

Boda por la iglesia

Por su parte, la persona que preside la liturgia de la boda es un sacerdote o un diácono, que es quien se encarga de ratificar la unión ante la iglesia y la ley junto con todos los asistentes a su boda como testigos. De igual forma, hay que tener en cuenta que para que el matrimonio sea válido, dos personas, además del que preside deben servir como testigos oficiales. Esta información es perfecta para las bodas flash. La importancia de los testigos para que el matrimonio es que estos hacen que sea reconocido en el derecho civil e incluidos en el registro de la Iglesia del matrimonio. La iglesia reconoce dos personas cualesquiera como testigos, aunque tradicionalmente el padrino  y la madrina llevan ese rol.

Que la novia llegue un poquito más tarde, es tradición y forma parte del protocolo. Primero llega el novio a la iglesia y espera en el altar. Después aparecerá la novia acompañada por su padre o el su pariente masculino más próximo. Ofreciéndole el brazo izquierdo caminarán juntos hacia el altar mientras suena la marcha nupcial.

Matrimonio religioso

Padre e hija hacia el altar (Photo by Scott Eklund/Red Box Pictures)

No hay ningún papel oficial para la corte, las damas de honor o los groomsmen en la liturgia católica de la boda, pero cada vez son más parejas las que consideran la posibilidad de incluir estos roles. No obstante, es algo más bien simbólico ya que no se pretende preocupar o poner nerviosos a los allegados asignándoles grandes responsabilidades, se trata de tareas amenas como leer algún discurso o pasaje, ser anfitriones de los demás invitados dando la bienvenida, o simplemente estar al lado de los protagonistas en ese día tan especial.

Matrimonio

Damas de honor

Tradicionalmente, los ujieres ofrecen a los huéspedes el programa de la boda impreso y acompañan a los invitados a sus asientos, son como una especie de host dentro de la boda eclesiástica. Los acomodadores no necesariamente tiene que sentar a todos los invitados de la novia en un lado de la Iglesia y todos los invitados del novio en otro lado.

Si algunos de sus familiares o amigos tienen talento musical, podrían encargarse de poner la música durante la liturgia. Esto solo funciona si los músicos están familiarizados con una boda eclesiástica y conocen bien los tiempos y canciones. Si el cante no es lo suyo pero quieren participar, en la mayoría de las iglesias, se puede invitar a amigos o familiares para servir como lectores en su boda. Por lo general, diferentes personas leerán la primera lectura del Antiguo Testamento y la segunda lectura del Nuevo Testamento.

Matrimonio religioso

Boda (by Ranmoor-wedding-photographer)

En una misa de boda, los portadores de ofrendas, llevan el pan y el vino al sacerdote al comienzo de la Liturgia de la Eucaristía. Aunque generalmente ese rol lo asumen monaguillos, hay que tener en cuenta que pueden hacerlo también los familiares. Otro rol muy importante es el de los pajecitos y las niñas de las flores. No son obligatorios pero sí muy comunes y es habitual que se lo asignen a los peques de la familia para que se sientan parte de la ceremonia (y porque están monísimos con sus trajes y vestiditos). Estos serán los encargados de sujetar la cola o el velo de la novia (si lleva velo largo), lanzar flores a su paso abriendo camino hacia el altar y, lo más importante, llevar los anillos.

Boda por la iglesia

Damas de las flores y pajecitos

Estos roles solo se suman a las bodas católicas eclesiásticas, sin embargo, aunque no se sea creyente se mantienen los roles de los padrinos como testigos, los músicos o los portadores de ofrendas. Atent@s porque en próximos posts hablaremos de otros tipos de enlaces y ceremonias y de los roles y tradiciones que conllevan.