Invitados boda

Colocar a los invitados en las mesas

Si preguntamos a los novios qué parte de la organización de boda se les hizo más complicada o les trajo más quebraderos de cabeza, seguro que la gran mayoría está de acuerdo en que se trata de hacer la lista de invitados y colocarlos en las mesas. En primer lugar hay que hacer todas las pesquisas para delimitar el número de invitados, que se ajuste al presupuesto y que nadie se ofenda por quedarse fuera. Después está la ardua tarea de conseguir que te confirmen asistencia para saber exactamente cuántos y quiénes van a venir. Aunque en la invitación hayas avisado que contacten por mail o whatsapp, mejor llamar a los rezagados si un par de semanas antes sigues sin noticias de ellos. De todos modos, intenta concienciarte de que seguro habrá bajas de última hora, por eso el seating plan suele dejarse para última hora por si hay que tachar nombres (o añadir).

Ideas de boda

Croquis mesas boda

Organizar las mesas de la boda no es tarea sencilla, antes que nada deberás estudiar un poco el espacio disponible y el tipo de mesas que queréis, si son redondas o alargadas. Las mesas redondas propician más la conversación entre los comensales pero si son grandes y con la decoración en medio, se acaba igual hablando solo con los de los lados y más cerca, así que no le temas a las mesas rectangulares y alargadas. También se pueden mezclar. La cuestión es que se cree un buen clima entre los invitados que hay sentados en ellas y para eso te damos algunos consejillos.

Ideas para boda

Ideas para mesas de boda

Primordial, separar a posibles enemistades. Sabemos que en todas las familias y grupos hay gente que puede llevarse peor entre ellos o que quizá con alguna copa de más pueda empezar a discutir de algunos temas comprometidos. Intenta que estas personas estén en mesas suficientemente apartadas y rodeadas de gente con la que estén bien a gusto.

Mesas de solteros. No hace falta crear una mesa expresamente de solteros, pero tampoco pongas a solteros sueltos en mesas enteras de parejitas porque pueden sentirse un poco “excluidos”.

Organizar mesas boda

Distribución mesas boda

Amigos y familiares. Hay quien opta por mezclar adrede distintos ámbitos y que así se conozcan, para eso se han popularizado las prebodas. Pero si el primer contacto de los asistentes a la boda será ese día, mejor no probar inventos y ya se juntarán en el bailoteo. Organiza mesas con familiares por parte del novio y otras por parte de la novia, y luego los diferentes grupos de amigos. Si hay gente suelta, intenta colocarla donde se sentiría más cómoda por rango de edad, aficiones, estilo de vida…etc.

Mesa de niños y adolescentes. Tener una mesa para los niños puede ser una buena idea siempre que sean mayores de 5 años y haya distintas edades para vigilarse un poco entre ellos. Lo ideal es que tengan cosas con las que entretenerse y si pudierais contar con un animador o alguien que les supervise, los padres os lo agradecerán muchísimo. Por otra parte, los adolescentes en una mesa para ellos es la mejor idea, entre 13 y 17 años, sin alcohol y dejándoles libertad.

Invitados boda

Mesa para niños

– Puedes dejar algún obsequio o detallito o el menú impreso en cada sitio, así ya de primeras los invitados tendrán algo sobre lo que conversar y en qué fijarse.

Las mesas suelen tener entre 8 y 10 comensales, excepto la presidencial de los novios en la que hay menos, unas 6-8 personas. Allí, por protocolo se colocan los novios, los padres de él y los padres de ella. También pueden incluirse el padrino y la madrina (si no son los padres) y hermanos.