Destination wedding

Destination wedding

Seguro que te suena, aunque sea de lejos, esto de las “destination weddings” o quizá te haya tocado vivirlo de cerca o puede que te estés planteando tú misma celebrar una. Sea como sea, hoy vamos a hablar de esta tendencia que está ganando adeptos. En la llamada generación millennial, con tantas idas y venidas es normal que las parejas sean de lugares distintos. Quizá se conocieron en un erasmus, en un viaje con amigos, en una temporada en la que buscaron trabajo fuera, cuando fueron a mejorar su inglés/francés/italiano/alemán/chino…?, el amor es imprevisible. En esos casos la pareja puede optar por celebrar la boda en la ciudad o país de origen de uno de los dos o quizá en ese país en el que se conocieron.

Destination wedding

Invitación de boda en Nueva York

Aunque también existe la posibilidad de que no sea nada de eso, que ambos sean de Albacete y les apetezca organizar una destination wedding con sus allegados en las Seychelles. Y ojo, que tampoco hace falta irse muy lejos, la cuestión es que las destination weddings son aquellas que se celebran fuera del territorio de residencia habitual de los novios y/o de su círculo cercano. Por lo cual, la organización de la boda implica movilizar a la mayoría (si no a todos) los invitados. Así que punto importantísimo: Avisar a los invitados con tiempo e informarles bien de todo. La fecha, lugar, actividades, clima, gastos… no queremos causarles dolores de cabeza sino que nos acompañen en nuestro gran día.

Destination wedding

Boda en la Toscana

Si ya de por sí una boda se debe organizar con tiempo y contratar todos los servicios con bastante antelación, en el caso de una destination wedding eso es crucial. Lo mejor es encontrar una buena wedding planner del lugar de destino o habituada a desplazarse y organizar este tipo de enlaces. Para la tranquilidad de los novios es imprescindible tener a alguien en el lugar que pueda ver y saber de primera mano los servicios que se están contratando.

Destination wedding

Destination Wedding en Bali

También es cierto que existen algunos packs preestablecidos de bodas de este tipo, eso sería más para destinos exóticos y parejas que buscan una boda que acaba siento luna de miel. Lo bueno de esta opción es que es como un viaje organizado y no hay que preocuparse de mucho. Lo malo es que no podréis hacer una boda personalizada, como mucho escogéis el menú, o quizá podáis elegir temática entre tres o cuatro opciones cerradas. Aquí dependerá de lo que estéis buscando, habladlo bien en pareja para asegurar que ambas partes estáis convencidos.

Destination wedding

Destination wedding en Sudáfrica

El número de invitados en este tipo de bodas suele ser más reducido por el coste y dificultad que supone movilizar a un gran nombre de invitados. Habrá que asegurarse que tengan disponibilidad, encontrarles alojamiento, que no les suponga un gasto muy excesivo, que puedan conciliarlo con otras obligaciones…etc. Una celebración así suele ser de un fin de semana largo o aprovechando algún puente. ¡Ojo! Al escoger la fecha deberéis informaros del clima y tenerlo en cuenta.

Bodas originales

Maryke Albertyn Wedding Photo

En el caso de celebrar la boda en otro país, deberéis informaros bien del papeleo y los trámites necesarios para casarse allí y llevarlo todo organizado para no tener problemas ni imprevistos de última hora. Es por eso que en una destination wedding puede ser una buena inversión contratar una wedding planner que se encargue de todas estas cosas.