Bodas de invierno

¿Por qué casarse en invierno?

El frío ya está aquí, y las celebraciones y fiestas navideñas también. Para los que nos movemos en el ámbito nupcial, sabemos que se trata más bien de temporada baja de bodas, aunque, sinceramente, no entiendo porqué. Confieso que no soy una apasionada de las bajas temperaturas pero la idea de casarse en invierno tiene algo que me seduce. Si me lo paro a pensar, los motivos no son pocos.

En primer lugar está ese halo de magia navideña que flota en el ambiente durante los meses de diciembre y enero y que podemos plasmar en la ceremonia. La decoración da mucho juego, con árboles de navidad, guirnaldas, velas, flores de pascua, muérdago… La temática puede ser muy glamurosa vistiéndolo todo con colores dorados, plateados y burdeos o algo más casual con tonos marrones, verde aceituna y rojo. Eso sí, el blanco que no falte en ningún caso.

El factor económico también es un punto a tener en cuenta puesto que al no ser temporada alta nos podemos beneficiar de ofertas especiales y precios rebajados. Sobre todo se nota si la fecha es a finales de enero o en febrero. Además durante los meses de otoño-invierno es mucho más fácil escoger fecha para el enlace.

Ideas de boda

Bodas de invierno con aire navideño

También notaremos ese ahorro en la decoración floral si optamos por las flores de temporada. En este caso tenemos las camelias, iris, lirios, tulipanes, pensamientos, anémonas y también las rosas. Además los ramos de novia quedan muy bonitos con combinaciones usando algodón, piñas de abeto, eucaliptus o yute.

La novia puede ponerse un precioso vestido de manga larga como los que vimos en nuestro post “novias de otoño-invierno” sin preocuparse de acalorarse (y sudar). Pero también tiene la posibilidad de optar por un vestido sin mangas y cubrirse con una espectacular capa, una tendencia que hemos visto este año en las bridal fashion weeks.

Bodas reales

Diseño de Valentino para Tatiana Santo Domingo

Otra de mis debilidades son los dulces, así que las tartas de boda me encantan. Mirad qué obras de arte se pueden hacer con temática invernal. ¡Y las que lleven chocolate aguantan perfectas! Hablando de chocolate… también se pueden servir tazas de cacao calentito.

Pastel de boda invierno

Tarta de boda invernal

Pero, sobre todo, uno de los puntos a favor es la sesión de fotos. Puede que pasemos un poquito de frío pero las fotografías en parajes nevados son, simplemente, geniales. Con árboles nevados, en lagos congelados, cruzando puentes de madera o incluso en trineo.

Por último, también se trata de bodas especiales y fuera de lo común, algo que hoy en día buscan muchos novios. ¿Os animáis?