Organizar una boda

Origen de algunas tradiciones de boda

En posts anteriores os hablamos de cómo organizar la luna de miel, de escoger la tarta de boda, los tipos de ramos de novia…incluso hicimos una infografía con costumbres peculiares de distintos países y culturas. Pero hoy queremos preguntarnos de dónde vienen esas tradiciones que tenemos más arraigadas en nuestra cultura y que damos por normales en la celebración de bodas en España.

Lo nuevo, lo viejo, lo azul y lo prestado. Empecemos por algo muy común, seguramente de esto ya conocéis el significado. Se dice que el día de la boda, la novia debe llevar algo nuevo, por la nueva etapa que empieza; algo viejo, por lo que deja atrás, la vida pasada; algo azul, porque se asocia con la fidelidad y compromiso; y algo prestado, que debe ser de alguna otra mujer cercana que esté felizmente casada y con algún simbolismo para que le de suerte.

Lanzar el ramo. Hay quien sitúa su origen en la cultura árabe donde se regalaban las flores blancas del ramo como símbolo de fertilidad y otras versiones creen que puede venir de una tradición francesa del sigo XV en la cual se creía que daba suerte llevarse un pedacito del vestido de la novia. El simbolismo actual está claro, se trata de “traspasar el testigo” y elegir quién será la siguiente en casarse. Hay quien lo lanza o quien prefiere entregarlo directamente en mano a una persona concreta.

Tirar arroz. En este caso se coincide en que la tradición tendría su origen en Oriente donde el arroz es el pilar de su dieta y también símbolo de prosperidad y fertilidad. Así que cuando lanzamos arroz a los novios a su salida como marido y mujer, les estamos deseando buena suerte y una vida próspera. Más reciente es la costumbre de lanzar pétalos de flores pero también tiene un significado parecido ya que se relacionan con la felicidad.

Vestido blanco. El significado de esta tradición es conocido por casi todos, antiguamente se asociaba a que la novia llegaba virgen al matrimonio y el blanco representaba su pureza. Eso en los países occidentales o cristianos porque en el Islam es el negro el color que representa la pureza y en países orientales como japón o India es tradicional que la novia vista de rojo.

El velo. Vestir este complemento podría responder a una superstición si nos remontamos a la antigua Roma. entonces se creía que espantaba a los espíritus malignos y los alejaba de la novia ya que estos estarían celosos de su felicidad.

La tarta de boda. Otra tradición que podría provenir de los romanos, parece que en la Roma clásica era costumbre romper un pan en la cabeza de la novia para desearle felicidad, luego los invitados se comían los trozos. Más adelante, en algunos puntos de Europa como Francia e Inglaterra, los invitados traían dulces para los novios como una ofrenda, estos los bendecían y después se repartía entre todos los presentes.

Intercambio de alianzas. Una bonita costumbre que también proviene de muchos años atrás, se cree que los egipcios ya “sellaban” la unión en matrimonio con anillos como símbolo de amor, entrega y fidelidad. El hecho de colocarlos en el anular se cree que viene de los griegos ya que según ellos ese dedo comunicaba directamente con el corazón.

A la izquierda. Quizá lo habéis pasado por alto pero la novia se debe sentar siempre a la izquierda del novio, ya sea en una boda por la iglesia o civil. una posible explicación proviene de la época medieval, cuando los novios secuestraban a las damas. Estos necesitaban tener la mano derecha libre y lista para poder empuñar la espada y levantarse a lichar si venía la família de la novia a rescatarla. .

Luna de miel. Podría tener dos explicaciones, la primera y más simple es que se trata de la primera noche de bodas y debe asociarse con un momento dulce, como la miel. Pero el origen podría deberse a los teutones (célticos que habitaban Alemania en la Edad Media) que celebraban las bodas de noche con grandes fiestas bajo la luz de la luna y, para recuperarse de la temida resaca, tomaban agua con miel como remedio.