Hasthags bodas

Smartphones en las bodas; ¿Aliados o enemigos?

Es innegable que en los últimos tiempos los móviles se han convertido en casi una extensión de nosotros mismos, nos acompañan a todas partes y nos mantienen conectados. Pero no se trata de simples móviles, son “smartphones”, dispositivos con conexión a internet y, por ende, a las tan populares redes sociales. Allí compartimos todos los momentos que creemos relevantes o a veces ni eso, pero está claro que un evento tan importante como es una boda, es algo que se quiere colgar en redes sociales. Es un día en el que todos nos arreglamos, celebramos y lo pasamos bien, así que es inevitable empezar a tomar fotografías y hacer “stories”. Pero todo tiene sus pros y sus contras, también esa costumbre de andar con el móvil pegado a la mano y ver la realidad a través de su pantalla ha generado controversia. De hecho, no son pocas las parejas que se están apuntando a la moda de las bodas sin smartphones.

Moviles en bodas

Selfie en la boda

La verdad es que a veces los invitados están más pendientes de tomar fotografías que de disfrutar lo que está pasando en el momento, así que no suena tan descabellada la iniciativa de prohibir los móviles, igual que ya se está haciendo en cenas y comidas de amigos y familiares. En una boda, uno de los momentos más importantes es la entrada de la novia y a veces éste se ve opacado por la cantidad de teléfonos móviles y tabletas de los invitados, que se meten en medio del pasillo intentando hacer las mejores fotos. Lo cual, lamentablemente, hace que se pierda la magia del momento: impiden al novio la ocasión tan especial de ver a su futura esposa caminar hacia él y no le permiten a la novia apreciar las caras de los invitados cuando hace su entrada.

Moviles en bodas

Uso de móviles en bodas

Quizá lo que hace falta es solo concienciar un poco a los invitados (y a los propios novios) sobre el uso adecuado de las nuevas tecnologías y las redes sociales. Hay que saber encontrar el equilibrio, no es agradable tener que prohibir nada a nadie pero se puede entender que en ciertos momentos hay que bajar las pantallitas y estar presentes. Una boda conlleva mucha preparación y seguro que hay mil y un detalles que los novios han estado pensando y planeando para que sea un día único, así que hay que apreciarlos, ser conscientes del momento y disfrutarlo. No os preocupéis que fotos para el recuerdo no faltarán, de eso se encarga el fotógrafo profesional de la boda y, si hace bien su trabajo, sabrá captar todos esos instantes especiales para la posteridad.

Hasthags bodas

Selfie de los novios

Eso no significa que se deban demonizar los smartphones y redes sociales y vetar su uso por completo, de hecho pueden ser nuestros aliados en la boda, permiten una espontaneidad e inmediatez que no se consigue con el fotógrafo (que no puede estar en todas partes y siempre estará más pendiente de la pareja). Durante la celebración se puede establecer un poco de orden, creando un hashtag de la boda y así todo lo que se publique quedará unificado y será fácil revisarlo y disfrutarlo con posterioridad. Incluso existe ya una figura de “wedding social media manager” para que se encargue de todo ese tema.

Instagram bodas

Hashtag para la boda

Así pues, nuestra opinión y recomendación es que no hay que prohibir los móviles, porque nada es más atractivo que una prohibición para saltarse la norma y acabaréis frustrados cuando no vale la pena. En su lugar, mucho mejor pedir respeto en ciertos puntos clave de la ceremonia y aprovechar el poder de las redes sociales para los momentos de fiesta y celebración. ¿Qué opináis vosotros?