Comida para boda

Seleccionar el menú de la boda y la tarta

Ha llegado el momento de abordar otro detalle importante en la organización de la boda, un tema del que seguro los invitados hablarán tanto o más que del vestido de la novia. Se trata de la comida. Sin duda alguna los aperitivos, el vino, la comida o cena, los dulces y la tarta serán protagonistas en las conversaciones de los comensales, por ello hay muchas parejas que se lo toman muuuy en serio y se ponen en la piel de auténticos críticos gastronómicos a la hora de hacer la cata o degustación del menú.

Catering bodas

Catering de www.maritacatering.com

Sabemos que no es plan de servir cualquier cosa pero no os estreséis mucho tampoco, aquí os comentaremos algunas sugerencias pero antes que nada toca responder a las FAQs o preguntas más frecuentes:

¿Cuándo hacer el catering o degustación? Es recomendable que lo hagamos entre 2 y 5 meses antes de la boda. Ya sabéis que en estos temas nupciales, la antelación es la clave.

¿Qué tipo de boda queremos? Esta pregunta es importante en todas las decisiones que tomemos para seguir una coherencia. Necesitamos definir ¿Qué tipo de boda es? Si nuestra celebración es formal vendrá acompañada de una comida o cena donde el menú servido en la mesa comprenderá desde los platos entrantes hasta el postre; si nuestra celebración es más informal o de otros estilos más espontáneos podemos tomar en cuenta mesas buffet o puedes intentar decidir según los diferentes tipos que te ofrezca el catering. También están de moda los foodtrucks para las recepciones al aire libre.

¿Cómo seleccionar el catering? En primer lugar es importante tener en cuenta que no hay que decidirse por el primero, al menos debemos probar entre 2 o 3, algunas degustaciones no tienen costos, sin embargo otras tienen relación con algunos restaurantes donde también podemos ir y probar a ver si es semejante a lo que deseamos o al menos nos dé una expectativa para continuar la búsqueda.

Menu para boda

Tambla de quesos para boda

Una vez procedemos a la cata, hay que poner atención estos detalles:

  • La prueba del menú es una degustación, no hay que apremiarse a comerlo todo. Tenemos que probarlo todo centrándonos en el gusto, no en el hambre ni en llenar la barriga.
  • Con 2 o 3 opciones de cada plato (entrante, primero, segundo…) es más que suficiente.
  • Siempre hay que ir acompañado, tanto para contrastar opiniones como por si te sientes lleno, pasar el relevo a otro y poder apreciar el sabor y la textura real.
  • Al momento de catar los vinos no hay que excedernos, la idea es solo probarlos, no terminar dando la vuelta al marcador del alcoholímetro.
  • Hay que valorar la calidad del plato, preparación, sabor, temperatura adecuada, textura, aroma y no se nos puede olvidar la presentación ya que dicen mucho sobre lo que queremos mostrar.
Bodas originales

Catering con pizza

  • También hay que valorar elementos fundamentales como la vajilla, la cristalería, la cubertería, la mantelería, el servicio y la amabilidad del personal.
  • Los aperitivos deben ser fáciles de tomar en el cóctel de bienvenida.
  • Hay que tener en cuenta que los aperitivos no sean aceitosos, con salsas, ni con nada que pueda convertirse en una mancha en los vestidos o trajes de nuestros invitados
  • Ten en cuenta la época del año y si es un almuerzo o una cena, ya que las cantidades y tipos de alimentos apropiados varían en cada caso. Los expertos del catering deberían reparar en estos detalles pero nunca está de más marcar unas pautas
  • No organicéis la prueba del catering y menú a la vez que la de la tarta o podéis mezclar demasiados sabores y que al estar llenos no lo apreciéis bien. Es bueno escoger la tarta otro día centrándoos solo en esa deliciosa tarea.
Tarta de boda

Mesa de postres y tarta de boda

No hay duda que para los amantes de la gastronomía, éste paso es uno de los que más se disfrutan en los preparativos de la boda. ¡Bon appetit!