Celebrar boda

Escoger la fecha de boda

¿Todavía no os habéis enterado? Nos hemos hecho un canal de Youtube en el que os iremos contando paso a paso cómo organizar una boda. El primero de los vídeos que ya hemos subido trata de una decisión muy importante, después del “¡Nos casamos!” viene el “¿Cuándo?”. Muchas parejas quieren hacer que la fecha coincida con algún día significativo como cuando se conocieron, cuando empezaron la relación o quizá el primer beso. Los más supersticiosos intentan evitar ciertas fechas  y también hay quien se deja guiar por sus números de la suerte.

Antes de precipitaros, hay que valorar 3 factores: Organización, Clima y Disponibilidad.

  • En primer lugar es imprescindible disponer de tiempo para la organización y planificación. Una boda, por muy sencilla e informal que sea, no se planea de un día para otro. Lo ideal es tener un mínimo de 10 meses de margen y si puede ser un año entero, mejor que mejor. De ese modo os aseguráis poder reservar en el juzgado, iglesia, finca, restaurante… o donde sea que queráis celebrarlo. Así pues, mejor escoger fecha para el año siguiente y haceros con una buena agenda para apuntar.
Escoger día boda

Escoger la fecha de la boda

  • La época del año en la que se celebre el enlace juega un papel muy importante debido a las condiciones climáticas. La primavera suele ser la época favorita debido a que todavía no aprieta muy fuerte el calor pero ya hace buen tiempo. Eso sí, hay más probabilidades de que llueva. Para una boda al aire libre lo mejor es el verano, pero nunca al mediodía, es preferible al atardecer. Las bodas de otoño están ganando protagonismo, las temperaturas agradables aún aguantan y la paleta de colores es realmente bonita.
Celebrar boda

Bodas de otoño

  También hay que ser consecuente, si alguno de los dos es alérgico al polen, mejor no casarse en primavera… o si quieres llevar un vestido de manga larga, quizá no sea buena idea celebrar la boda en pleno agosto.

Escoger fecha boda

Boda en la playa

  • Tercero, muy importante, la disponibilidad. Los sábados son el día por excelencia, seguidos de los viernes y después los domingos. Se buscan días festivos y, si puede ser, que no se tenga que ir a trabajar al día siguiente. Así mismo, hay que sincronizarlo con las vacaciones para poder cuadrar la luna de miel aunque tampoco es necesario irse justo después de la boda. No obstante, las vacaciones son uno de los principales motivos por los que las parejas deciden casarse en verano.
Celebrar boda

El día de la boda

A esto se les puede añadir otra sugerencia a tener en cuenta. Si lo que buscáis es una boda low cost y no os importa demasiado el día, escoged fecha entre enero y marzo ya que se considera temporada baja y todo sale mucho más económico!