Bodas celebrities

Bodas extravagantes de famosos

Hay celebrities que, sin duda, no comulgan con la filosofía de “menos es más” y nosotras nos alegramos porque gracias a ellas tenemos estos momentazos que quedarán para la prosperidad. Si hablamos de bodas opulentas y extravagantes seguro que os vienen unas cuantas a la cabeza pero solamente hemos seleccionado 5 porque si no este artículo se haría tan extenso como las cuentas bancarias de sus protagonistas. No todas las bodas caras tienen por que ser excéntricas, como veréis, hay de todo.

Kim Kardashian y Kanye West

Su llegada ya fue un indicativo del carácter de la boda, lo hicieron en un carruaje del siglo XVIII, como una auténtica princesa. La imagen la publicó ella misma en sus redes un tiempo después de la boda, cuando ya pensábamos que nada podría sorprendernos. La ceremonia tuvo lugar en Italia, concretamente en un imponente castillo del siglo XVI, donde se invirtió miles de dólares en arreglos florales y actuaciones en directo de cantantes famosos. Es el caso, por ejemplo, del tenor italiano Andrea Bocelli, quien fue el encargado de poner banda sonora al gran momento  de la entrada de la novia y su recorrido por el pasillo. Interpretó el tema “Con te partirò” en un blanco piano de cola.

Bodas de famosos

Kim Kardashian y Kanye West

El vestido de Kim, valorado en más de 400 mil dólares, fue obra de Givenchy, pero no se limitó a eso, también firmó el traje del novio y el outfit de la pequeña North West que todavía no tenía ni un añito.  Para sus invitados ofrecieron un banquete tradicional italiano pero con algún toque innovador, que incluía pollo, salmón, filetes, tortellini y helado de fresa, además para culminar había una tarta nupcial de siete pisos con glaseado blanco y capas de fruta, todo ello regado con champán Armand de Brignac para hacer las delicias de los paladares más exigentes.

El príncipe Guillermo y Kate Middleton

La boda de los duques de Cambridge fue, sin duda, una de esas que pasarán a la historia. La realeza británica no escatima en gastos cuando se trata de actos de este calibre y con este enlace no defraudó. El vestido de la novia fue un secreto de estado hasta el gran día pero no defraudó y a día de hoy miles de novias siguen usándolo como inspiración y referencia. El vestido en cuestión fue obra de Alexander McQueen y su equipo de profesionales, quienes tardaron medio año aproximadamente en tenerlo listo, ya que fue hecho minuciosamente a mano, elaborado con seda y encaje natural. Pero Kate no solo utilizó un vestido, luego de la cena opto por otro vestido más “sencillo”, de satén blanco a juego con bolero de angora y un cinturón de pedrería muy elegante que quedaba perfecto con su natural cabello suelto.

Boda realeza

Prince William y Kate Middleton

La selección de canapés, incluían ensalada de cangrejo de Cornualles en blini limón, terrina de pato con conserva de frutas, rollos de queso de cabra con nueces caramelizadas, palmeras y palitos de queso, salmón ahumado escocés en blini remolacha, tarta de miniatura de berros y espárragos, espárragos escalfados con salsa holandesa, huevos de codornices con sal de apio, langostinos escoceses con mayonesa de limón confitado, entre otros que incluyeron ingredientes ingleses. ¿No se os hace la boda agua? Pues después vino la tarta, de 8 pisos y con más de 900 flores empleadas en la misma.

Bodas de famosos

Kate Middleton

La ceremonia fue retransmitida por 200 medios y vista por 72 millones de espectadores, duró 110 minutos y estuvo oficiada por el padre de Westminster, John Hall. La novia llego a su ceremonia en un flamante Rolls Royce Phantom VI y después la pareja se trasladó a Clarence House en un  Aston Martin descapotable.

Victoria y David Beckham

Estimada en 800.000 dólares, en el año de 1999, la boda fue todo un acontecimiento. Sólo hubo una treintena de personas en la ceremonia religiosa, pero unas 250 estaban invitadas al convite, era una fiesta toda en blanco y negro, no solo en decoración, también los invitados debían vestir así, más de 400 camareros trabajaron en el convite para que a nadie le faltara de nada y para completar, Sir Elton John en persona les hizo un concierto privado.

Bodas celebrities

Victoria y David Beckham

El vestido de novia fue elaborado por la diseñadora Vera Wang, y resultó innovador en ese momento por su larga cola, sin tirantes y corpiño color champan. El lugar de la ceremonia fue un castillo gótico de Luttrellstown, cerca de Dublín, el menú incluyó sopa de pimientos rojos, pavo, verduras a la plancha del Mediterráneo con jalea de frutas rojas y el pudin. El detalle excéntrico fue el vestuario morado que lucieron los novios en la celebración y las figurillas desnudas que coronaban la tarta de boda.

George Clooney y Amal Alamuddin

Para continuar hablando de lujos, los siguientes de la lista se atrevieron a hacer realmente una boda bastante extravagante que duró 3 días, en un resort de Venecia y finalizó con una ceremonia civil en el ayuntamiento de Venecia. Pero si te has preguntado mientras leías ¿Por qué lo han hecho ahí? Pues allí se conocieron así que no puede ser más romántico este detalle.

Bodas ricos

Amal Clooney y Oscar de La Renta

El vestuario de la novia fue el detalle más comentado, destacando el vestido “oficial” de la ceremonia que fue realizado por Oscar de la Renta, por su parte, el novio vistió de Giorgio Armani.

Mariah Carey y Tommy Mottola

Una de las bodas más sorprendentes sin duda en toda la historia fue la de Mariah Carey y Tommy Mottola en el año 1993, en la cual se gastaron más de 500 mil dólares ¿La razón? El vestido de más de 8 metros y 50 niñas de cortejo, además de otros gastos. Nadie esperaba menos de una “diva” como ella.

Bodas celebrities

Mariah Carey

Igual que el de Victoria Beckham, su vestido de novia también fue realizado por Vera Wang, hecho en satén color ivory, de escote corazón y una falda que se abría con ondulaciones. Para la celebración, los novios se dirigieron al Club Metropolitan, donde una fiesta culinaria de camarones a la parrilla y un bizcocho de bodas, realizado por Sylvia Weinstock, esperaba a los invitados.